Presència de la fotografia i reflexió sobre la imatge en el cinema d’Agnès Varda

Imma Merino

Abstract


La cineasta Agnès Varda (Bruselas, 1928), empezó creando imágenes como fotógrafa eb los años cincuenta del siglo pasado. Aunque la haya abandonado como práctica profesional, la fotografía se hace a menudo presente en su cine como referente e inspiración, pero también para reflexionar sobre las imágenes y así, pues, considerar su valor testimonial, su autonomía, su capacidad evocativa y la subjetividad con la que se realizan y se miran. Partiendo de su nueva película, ‘Visages, villages’ (2017), que ha creado conjuntamente con el fotógrafo JR, se hace atención a dos films de Varda, ‘Une chante, l’autre pas’ (1976) i ‘Ulysse’ (1982), en los cuales la fotografía da juego tanto a nivel dramático como meta-lingüístico. En el primero, un largometraje de ficción, se da la confrontación de dos subjetividades: un fotógrafo y una modelo ocasional. En el segundo, un mediometraje documental, una fotografía que Varda realizó 28 años atrás es observada por la misma cineasta y por las dos personas que, en una playa pedregosa de Normandia, retrató en ella: pasado el tiempo, ¿qué recuerdan o quieren recordar del momento en que fue tomada esa fotografía? Qué sugiere al margen de su referente real?  ¿Una imagen es sólo y justamente una imagen? También se hace referencia a un proyecto televisivo, ‘Une minute pour une image’, por el cual Varda concedió un minuto a una diversidad de personas para que comentasen una fotografía.